Visor de contenido web

Suborden Heteroptera

Los Heterópteros (Heteroptera, gr. ‘alas dispares'), conocidos comunmente como chinches, constituyen un suborden de Insectosperteneciente al orden Hemiptera, que cuenta con más de 42.000 especies descritas a nivel mundial. Su nombre alude a que la mayoría de las especies presentan las alas anteriores parcialmente endurecidas (hemiélitros), con la parte basal dura y la apical membranosa.

El origen evolutivo del grupo se remonta al Mesozoico. El fósil más antiguo es Paraknightia magnifica, del Pérmico superior, y representaría la radiación inicial del grupo. La abundancia de Heterópteros fósiles se incrementa en el Triásico, especialmente en los grupos acuáticos.

Su categoría taxonómica es discutida. Sin embargo, hay acuerdo en que los Heterópteros constituyen un grupo monofilético mostrando tres caracteres morfológicos únicos (sinapomorfías): piezas bucales alargadas que forman un estilete, glándulas odoríferas pares y antenas de cuatro artejos.

Como todos los Insectos, presentan el cuerpo dividido en tres regiones o tagmas:

  • Cabeza. Es poco móvil, presenta un par de ojos compuestos, y muchos grupos presentan también un par de ocelos. Las antenas son de 3 (algunas familias acuáticas), 4 o 5 artejos. En las familias que viven dentro del agua, las antenas son muy cortas y quedan ocultas debajo de la cabeza. El aparato bucal, llamado pico o rostro, se inserta ventralmente en la parte anterior de la cabeza. Puede ser recto y adosado a la cara ventral, o curvado y separado de ella. Por el interior corren los estiletes maxilares (que definen los canales salival y alimenticio) y los estiles mandibulares.
  • Tórax. Organizado en tres segmentos, protórax, mesotórax y metatórax. El dorso del protórax constituye el pronoto, donde pueden presentarse callosidades o surcos, ya sean longitudinales o transversales. El dorso del mesotórax conforma el escutelo, éste puede alcanzar el extremo posterior del abdomen, cubriendo parcial o completamente los hemiélitros. La región lateral de cada segmento torácico (pleura) está muy desarrollada, por el contrario, la región ventral (esternos) lo está poco. Las patas generalmente son marchadoras, pero pueden transformarse en prénsiles, excavadoras, nadadoras o saltadoras, en determinados casos. Las alas anteriores, denominadas hemiélitros, pueden presentar distinto grado de desarrollo, por lo que se dice que los heterópteros presentan polimorfismo alar. El polimorfismo alar puede darse entre sexos de una misma especie, entre especies de un mismo género, o entre géneros de una misma familia.
  • Abdomen. Constituido por 7-8 segmentos. La región dorsal de cada segmento se llama tergo, y la ventral esterno. Los últimos segmentos se transforman para alojar las estructuras reproductoras internas, y los apéndices correspondientes se adaptan a la función de cada sexo. El dimorfismo sexual suele reducirse a las diferencias en los segmentos genitales y en la talla total.

El encuentro de los sexos se logra a menudo con la intervención de feromonas sexuales femeninas. En la inmensa mayoría de los casos, la inseminación es por introducción del aparato copulador masculino en las vías genitales femeninas. Excepcionalmente, ocurre la llamada inseminación traumática, en la que el macho perfora el abdomen de la hembra para inyectar los espermatozoides (chinches de las camas).

El ciclo vital de los Heterópteros es del tipo paurometábolo, es decir de metamorfosis sencilla, y en el que los juveniles y los adultos tienen un gran parecido y conviven en el mismo hábitat.

La hembra deposita los huevos generalmente sobre las plantas, el suelo (a menudo protegidos por hojarasca) o bajo piedras. En algunos géneros o familias, la hembra entierra la puesta o la introduce en tejidos vegetales con ayuda del ovopositor. Pueden presentarse aislados o en grupo, y en este último caso puede haber secreciones aglutinantes o de protección, pero no una verdadera ooteca.

Tras la eclosión se suceden Los estadios ninfales por medio de mudas, en las que se desprende la cutícula vieja y es posible el crecimiento del individuo. La última ninfa se convierte en adulto tras la llamada "muda imaginal".

El adulto presenta las alas completas y las estructuras reproductoras en los últimos segmentos abdominales (parámeros en el macho y ovopositor en la hembra).

Cuando las condiciones son desfavorables, los heterópteros entran en periodos de inactividad, que suelen asociarse a las bajas temperaturas invernales (hibernación). En otros casos, el individuo puede completar su ciclo vital en un solo año, sin tener que pasar por ningún periodo de hibernación.

Los Heterópteros presentan una gran variedad de modos de vida. La mayoría viven en el medio terrestre, ya sea sobre plantas o bien en el suelo (entre la hojarasca, bajo piedras, o en las grietas del sustrato). Pero hay un número importante de especies que han colonizado las aguas continentales (lagos, ríos y arroyos).

La alimentación es extraordinariamente variada. La mayoría de ellos son fitófagos y se alimentan de raíces, hojas, flores, polen, brotes, semillas, savia, frondes de helechos y micelios de hongos. Las especies zoófagas depredan sobre artrópodos e incluso pequeños vertebrados, también pueden ingirir sangre (hematófagos) o ser omnívoros.

Frente a sus depredadores los Heterópteros disponen de formas de protección pasivas, como la inactividad, o la cripsis, y defensas activas como la huida, el ataque a picotazos, el desprendimiento de apéndices para confundir al agresor, o la emisión de substancias irritantes o malolientes producidas por las glándulas odoríferas.

Entre los Heterópteros, los individuos de una misma especie se pueden comunicar entre sí por medio de la emisión de feromonas, ya sea con finalidades reproductoras para formar grupos. En algunas familias se ha descrito la producción de sonidos por estridulación.

El suborden Heteroptera está representado, en la Comunitat Valenciana, por las siguientes familias, agrupadas por infraórdenes:

  • Infraorden Cimicomorpha

     -  Familia Anthocoridae Amyot & Serville, 1843
     -  Familia Miridae Hahn, 1833
     -  Familia Nabidae Costa, 1853
     -  Familia Reduviidae Latreille, 1807
     -  Familia Tingidae  Laporte, 1832

  • Infraorden Gerromorpha Popov, 1971

     -  Familia Gerridae Leach, 1815
     -  Familia Hebridae Amyot & Serville, 1843
     -  Familia Hydrometridae Billberg, 1820
     -  Familia Mesoveliidae Douglas & Scott, 1867
     - Familia Veliidae Amyot & Serville, 1843

  • Infraorden Leptopodomorpha Popov, 1971

     -  Familia Leptopodidae Brull, 1835
     -  Familia Saldidae Amyot & Serville, 1843

  • Infraorden Nepomorpha Popov, 1971

     -  Familia Corixidae Leach, 1815
     -  Familia Naucoridae Falln, 1814
     -  Familia Nepidae Latreille, 1802
     -  Familia Notonectidae Latreille, 1802
     -  Familia Ochteridae Kirkaldy, 1906
     -  Familia Pleidae Fieber, 1851

  • Infraorden Pentatomomorpha Leston, Pendergrast & Southwood, 1954

     -  Familia Alydidae Amyot & Serville, 1843
     -  Familia Aradidae Brullé, 1836
     -  Familia Berytidae Fieber, 1851
     -  Familia Coreidae Leach, 1815
     -  Familia Cydnidae Billberg, 1820
     -  Familia Lygaeidae Schilling, 1829
     -  Familia Pentatomidae Leach, 1815
     -  Familia Piesmatidae Amyot & Serville, 1843
     -  Familia Pyrrhocoridae Amyot & Serville, 1843
     -  Familia Rhopalidae Amyot & Serville, 1843
     -  Familia Rhyparochromidae Amyot & Serville, 43                                           
     -  Familia Scutelleridae Leach, 1815
     -  Familia Stenocephalidae Dallas, 1852

    
Los infraórdenes Gerromorpha y Nepomorpha contienen muchos de los miembros acuáticos y semiacuáticos, mientras todos los grupos restantes que son comunes están en los infraórdenes Cimicomorpha y Pentatomomorpha.