Visor de contenido web

Orden Lepìdoptera

Los Lepidópteros (Lepidoptera, del griego «lepis», escama, y «pteron», ala) constituyen un orden de Insectos neopteros, endopterigotos, que incluyen, además de las mariposas diurnas, las nocturnas con las polillas, esfinges y pavones.

Los adultos del Orden Lepidoptera se reconocen con facilidad. Se trata de Insectos con dos pares de alas membranosas cubiertas de escamas aplanadas. Es frecuente, pero no general, la presencia de una espiritrompa o probóscide que resulta de la modificación de las gáleas maxilares.

El orden Lepidoptera abarca  más de 150.000 especies descritas, aunque el número estimado alcanza las 255.000. Constituyen el tercer orden de Insectos con más especies descritas, siendo superado solamente por Coleoptera y Diptera. Se distribuyen por todas las tierras emergidas del Planeta (los Lepidópteros son insectos terrestres y sólo ocasionalmente algunas larvas son acuáticas) con excepción de las regiones polares.

La distribución y abundancia de los fósiles más comunes indican que debe haber habido grandes migraciones de mariposas durante el Paleógeno en el Mar del Norte. La monofilia del orden se justifica por las numerosas apomorfías (novedades evolutivas, derivadas de otro rasgo perteneciente a un taxón ancestral próximo), que muestra.

Como el resto de los Insectos, presentan el cuerpo dividido en tres regiones o tagmas:

  • Cabeza. Órganos sensoriales con antenas de variada morfología, ojos compuestos bien desarrollados y, típicamente un par de ocelos y otro de chaetosemata (órganos sensoriales cubiertos por escamas).  El aparato bucal, de tipo lamedor-chupador, consta de piezas bucales, que pueden incluir la espiritrompa, y normalmente dos palpos labiales bien desarrollados.
  • Tórax. Muestra los segmentos típicos de los insectos, con protórax pequeño con dos lóbulos dorsales, los patagios, y mesotórax y metatórax con las alas. Morfológicamente, la superficie alar está recubierta de escamas cuya superficie posee multitud de aristas longitudinales que alteran la reflexión de la luz, produciendo colores muy llamativos y frecuentemente tornasolados e iridiscentes, que con frecuencia muestran los dibujos o combinaciones de colores característicos que ayudan al reconocimiento específico. Las alas anteriores y posteriores se engarzan durante el vuelo y se utilizan en la termorregulación, el cortejo y la señalización. Los tres pares de patas (uno por segmento) pueden mostrar diferentes estructuras (epífisis, espolones, espinas).
  • Abdomen. consta de 10 segmentos, de los que los siete u ocho primeros muestran la estructura típica (con tergo, pleuras y esterno), mientras que los posteriores al octavo están modificados para integrarse como parte del aparato genital externo (genitalia).

El cortejo de los machos es muy variable en las diferentes familias del orden, pero básicamente consiste en exhibiciones y en la producción de feromonas sexuales. Con las maniobras de vuelo los machos cubren a las hembras con el olor de estas feromonas. Tras la cópula, el espermatóforo producido por el macho se almacena en una bursa copulatrix de la hembra.

Son Insectos holometábolos, con metamorfosis completa. Del huevo sale una larva u oruga que se transformará en pupa y ésta dará lugar al adulto.

Las hembras ponen sus huevos en plantas (la mayoría de las larvas son fitófagas). De ellos nacen orugas que se alimentan de las hojas, tallos u otras partes de esa planta. La larva, a diferencia del adulto, presenta un aparato bucal de tipo masticador, cada especie requiere una o unas pocas especies para su alimentación, y la extinción de una planta puede conllevar la de una mariposa.

Las larvas de Lepidópteros muestran tres pares de patas (una en cada uno de los tres segmentos del tórax) y cinco pares de falsas patas en los segmentos abdominales tercero al sexto y décimo. En la cabeza presentan la hilera, que permite la aplicación de hilos de seda, producidos por las glándulas sericígenas, que les ayudan, entre otras cosas, a sujetarse al sustrato. El desarrollo larvario puede durar entre semanas y años, según los casos.

En un momento de su desarrollo, la oruga se protege en un lugar resguardado que puede ser un capullo total o parcialmente construido con seda por la oruga y allí se transforma en crisálida. En este estado no se alimenta, y sufre grandes cambios metabólicos y morfológicos, cuyo conjunto se conoce como metamorfosis. La pupa o crisálida es, en la mayor parte de los Lepidópteros, de tipo obtecto, es decir con los apéndices fijos al cuerpo y sin movilidad. La mariposa adulta sale rompiendo el esqueleto externo de la crisálida.

Los adultos, con excepción de los miembros más primitivos del taxón, se alimentan libando, es decir, absorbiendo néctar u otras sustancias líquidas mediante su espiritrompa, una estructura bucal enrollable evolucionada a partir de algunas de las piezas bucales articuladas típicas de los insectos. No obstante, existen especies cuyo ciclo vital exige una corta fase de imago, en estos casos, el adulto carece de piezas bucales y no se alimenta, sino que destina todas sus energías a la reproducción.

Los Lepidópteros constituyen el orden de Insectos con más especies consideradas de importancia económica (Hay trece superfamilias con especies que provocan plagas, Bombyx mori es la principal especie productora de seda natural). Asimismo, son interesantes como indicadores de la calidad de conservación de los ecosistemas y del cambio climático.

De forma tradicional, el orden de los Lepidópteros fue subdividido en dos subórdenes, los Ropalóceros, o mariposas diurnas, y los Heteróceros, polillas o mariposas nocturnas. La cladística moderna ha demostrado que esta antigua clasificación es artificial y, en la actualidad se admiten los subórdenes: 

  • Zeugloptera. Los adultos conservan mandíbulas funcionales y venación homoneura (igual en alas anteriores y posteriores)
  • Aglossata. Los adultos conservan las mandíbulas aunque posiblemente no funcionales, igualmente con venación homoneura y sin ocelos.
  • Heterobathmiina. también homoneuros y con varias características propias.
  • Glossata. Con adultos que presentan una espiritrompa o probóscide enrollable formada por las gáleas maxilares. Incluye la enorme mayoría de las especies del orden, el 99% de los lepidópteros actuales

De los cuatro subórdenes, solo los Zeugloptera (Familia Micropterigidae) y los Glossata (el resto de familias) están presentes en la península ibérica, y en la Comunidad Valenciana. 

La información proporcionada por la sistemática molecular parece confirmar en términos generales este esquema. Sin embargo, para facilitar la consulta de las familias, en este trabajo se ha optado por la división clásica en Heterocera y Ropalocera: