Visor de contenido web

Subphylum Myriapoda

Los Miriápodos, que incluyen las escolopendras, ciémpiés y milpiés, constituyen un grupo de Artrópodos emparentado directamente con los Insectos, proceden de un antepasado común y ambos surgen en el Devónico, cuando ya habían hecho su aparición los Quelicerados (escorpiones y arañas).

Animales terrestres edáficos, con más de 16.000 especies repartidas por todo el mundo, todos tienen el cuerpo formado por dos tagmas o regiones diferenciadas:

  • Cabeza. Similar a la de los Insectos pero más sencilla. Suele presentar forma aplastada y está formada por la fusión de cinco o seis metámeros más el acron, formando una cápsula cefálica dorsal. Con antenas filiformes y ocelos (ojos simples), presentan dos o tres pares de apéndices bucales con una estructura similar a la de los Insectos (en los Insectos siempre son tres): mandíbulas, primer par de maxilas y segundo par de maxilas. El primer y segundo par de maxilas sufren diversas modificaciones en los distintos grupos, las mandíbulas articuladas representan un carácter exclusivo de Miriápodos, y están siempre presentes.
  • Tronco. Largo, está formado por entre 11 y 190 segmentos, generalmente provistos de un par de apéndices articulados cada uno, excepto el primero (que puede ponerse al servicio de la cabeza) y los dos últimos. La locomoción en los Miriápodos es muy compleja, por el elevado número de apéndices (Myriapoda, del griego μυρια myria, "diez mil" y ποδος podos, "pie"), pero puede verse favorecida si aparecen membranas amplias entre los metámeros, facilitando la locomoción serpenteada.

Los Miriápodos tienen sexos separados y generalmente son ovíparos. La inseminación se produce en muchos casos de forma indirecta, los machos depositan los espermatóforos marcados con feromonas en las inmediaciones de la hembra, que los recoge y almacena.

La cutícula presenta diferentes grados de esclerotización, pero carece de la capa cérea típica de los Insectos, y quedan más o menos expuestos a la desecación. Es por ello, por lo que la mayoría de los Miriápodos huye de la luz y busca la humedad, así muchos son nocturnos y se refugian durante el día bajo piedras, entre la hojarasca, en troncos en descomposición, entre el musgo, etc.

Los Quilópodos son depredadores agresivos y activos, el resto son principalmente herbívoros y muchos son detritívoros.

El subphylum Myriapoda está representado, en la Comunitat Valenciana, por las clases:

  • Clase Chilopoda Leach, 1814
  • Clase Diplopoda de Blainville, 1844
  • Clase Pauropoda Lubbock, 1866
  • Clase Symphyla Ryder, 1880