Visor de contenido web

Orden Raphidioptera

Descrito formalmente por el entomólogo español Longinos Navás, en 1916, los Rafidiópteros (del griego: rhaphē, "costura" y ptéron, "ala", aludiendo a la fuerte venación que presenta en las mismas), constituyen un orden de Insectos endopterigotos, holometábolos, conocidos comúnmente como moscas serpiente (aunque realmente no son moscas), por su protórax alargado en una disposición que recuerda a la de los ofidios.

Forman un grupo primitivo entre los Insectos neópteros (con alas que pueden plegarse sobre el abdomen en forma de tejado). Anteriormente se encuadraban como un suborden de Neuroptera, junto a Megaloptera y Planipennia, hoy día se tratan como órdenes independientes.

El cuerpo es de color negro o marrón, bien quitinizado y con la superficie brillante; son especies de tamaño medio (10 a 20 mm de longitud por 10 a 30 mm de envergadura).

Están considerados, dentro de los Insectos holometábolos vivientes, como uno de los grupos conocidos más antiguos y primitivos, y por tanto son considerados como auténticos "fósiles vivientes" (Thenius, 2000). El orden parece tener su origen en el Triásico, e incluso probablemente en el Pérmico, aunque su diversificación se produjo sin duda en el Mesozoico, época en la cual parece que habitó en ambos hemisferios, incluso en zonas tropicales y subtropicales.

Actualmente restringidos a la región Holártica, el número de especies mundial de Raphidioptera asciende a unas 254 (Zhang, 2011), agrupadas en dos familias, Raphidiidae e Inocelliidae. Las especies de los países de Europa, de África o Asia (Paleárticas) son completamente diferentes a las de América (Neárticas).

En Europa se conocen actualmente unas 93 especies (Fauna europaea, 2015), con un número total en la Península Ibérica de 16 especies, de las que 15 serían Raphidiidae, y una Inocelliidae. No se conocen especies de las islas Baleares, ni de ninguno de los archipiélagos e islas macaronésicos.

Como el resto de los Insectos tienen el cuerpo dividido en tres regiones o tagmas:

  • Cabeza. Prognata, aplanada y triangular; dispone de un par de ojos compuestos, bien desarrollados y pueden presentar o no ocelos (tres en Raphidiidae o ninguno en Inocelliidae). Las antenas son largas, filiformes y multisegmentadas (hasta 75 artejos), insertadas cerca del clípeo. Mandíbulas fuertes, de tipo masticador y maxilas cortas y amplias. Palpos labiales de tres artejos.
  • Tórax. Primer segmento (protórax) muy alargado, y mayor que el meso y metatórax, con el aspecto del largo cuello que caracteriza al orden. Presentan tres pares de patas largas, marchadoras, no especializadas y semejantes entre sí. Las alas, que parten en dos pares del mesotórax y metatórax, son membranosas y similares entre sí. Suelen estar unidas por un freno en forma de pelo y tienen una nervadura primitiva reticular abundante y un pterostigma diferenciado que ofrece un componente importante para la determinación, se disponen en forma de tejado sobre el abdomen cuando está en reposo.
  • Abdomen. Alargado, con diez segmentos, claramente separados. En los dos últimos se sitúa en los machos la genitalia, en ocasiones muy compleja; la hembra posee un órgano ovipositor característico, muy desarrollado y flexible,

Como Insectos depredadores, el apareamiento en rafidiópteros es una combinación de atracción y agresión que se da por parte de ambos sexos, Este comportamiento queda desencadenado mediante un previo contacto visual, pero también gracias a la secreción de feromonas de carácter sexual. Cuando finalmente predominan los componentes sexuales, se llega a un contacto directo entre los miembros de la pareja con las cabezas y las antenas. Con ello se puede iniciar la cópula propiamente dicha.

La vida del imago en el caso de los machos es corta, ya que mueren tras la cópula, y por tanto viven solo unos días. Las hembras fecundadas realizan la puesta sobre las cortezas y otras partes porosas de la vegetación, como por ejemplo madera en descomposición, en donde introducen los ovopositores. Mueren tras realizar la puesta, por tanto su vida de imago es de pocas semanas.

Cuando eclosionan, las larvas, de tipo campodeiforme y semejantes al adulto, tienen forma alargada, presentando patas poderosas y mandíbulas. Depredadoras de huevos y larvas de Insectos y de pequeños Artrópodos al contrario que los imagos, evitan la luz intensa y viven por lo general ocultas en las grietas de las cortezas o son edáficas. Viven de uno a tres años en el suelo, bajo la corteza de los árboles, en la hojarasca, entre las rocas de las capas más superficiales, o en la parte superior del detritus del suelo, hasta que se convierten en pupas.

Pupa de vida libre, activa y capaz de utilizar las mandíbulas. El estadio de imago, en comparación con el de larva, es muy corto. Los adultos suelen emerger como tales en primavera, dependiendo de las especies, hasta el final del verano. Son Insectos de actividad diurna y muy heliófilos viven preferentemente en lugares frescos y húmedos, en las frondas de plantas arbóreas y arbustivas, aunque a veces cazan entre las hierbas que crecen debajo de ellas. Pueden ser encontrados a principios de primavera, y realizan vuelos cortos.

Como adultos los Raphidiidae son carnívoros y depredadores, y se alimentan activamente de pequeños insectos (incluyendo sus propios congéneres), especialmente pulgones, pero son generalistas e incluso pueden llegar a alimentarse de de Insectos ya muertos, colocándoles en una alimentación carroñera. Tambien se conocen especies que se alimentan en raras ocasiones del polen de las flores o incluso de néctar. Por el contrario, los Inocelliidae generalmente no se alimentan, y en todo caso ingieren algún líquido. Así todo el aporte alimentario necesario para la vida de adulto procede de su etapa larvaria.

A nivel mundial existen dos familias, ambas con representación en la fauna ibérica:

  • Familia Inocelliidae Navás, 1913. Sin ocelos, cabeza de aspecto cuadrangular. Los segmentos de la antena, de forma cilíndrica, y el pterostigma del ala anterior es oscuro y grueso, no dividido en dos por una vena. Es una pequeña familia de cerca de 30 especies en unos cinco géneros.
  • Familia Raphidiidae Latreille, 1810. Con tres ocelos, cabeza de aspecto triangular. Los segmentos de la antena tienen una constricción basal, y el pterostigma del ala anterior es atravesado por una vena. contiene aproximadamente 210 especies en 26 géneros. La mayoría de los géneros y las especies se encuentran en la región Paleártica.

En la Comunitat Valenciana únicamente está presente la Familia Raphidiidae