Visor de contenido web

Ruta roja: Olocau - Descripción

 

Ruta roja: Olocau, un paseo sobre la huella histórica y cultural
 

Acceso a la señal de inicio de ruta:

El inicio de esta ruta parte de la misma población de Olocau, concretamente de la Font de la Carrasca. Esta fuente se encuentra ubicada en la misma salida de la población al lado de la carretera CV-25 dirección Marines Vell /Gátova.

Longitud del itinerario: 5 km.
Tiempo estimado: 2 h. 
Dificultad: sencillo. 
Apta para realizar en bicicleta.
 
Introducción
 
Olocau es una población de la comarca del Camp del Tùria, tiene unos 960 habitantes y se encuentra a los pies de la Sierra Calderona, junto al Barranc del Carraixet. Su principal actividad económica está basada en la agricultura (olivos, almendros, viñedos, algarrobos, naranjos ...) y servicios. Olocau ha conocido el paso de múltiples pobladores a lo largo de su historia. Desde el Neolítico han quedado numerosos restos en forma de yacimientos que han dejado una huella de gran riqueza arqueológica.
 

Parada 1. Collado de Terreta Blanca.

Durante el ascenso por el camino de Terreta Blanca podemos observar la transición del color rojo al blanco en el suelo que pisamos, pasando de un suelo de rodeno (rojo) a otro calizo (blanco). Este cambio en la composición del sustrato producirá también cambios en la vegetación, pues hay especies más adaptadas a vivir en suelos ácidos como el rodeno y otras, en suelos más básicos, como el terreno calizo.

Nos detendremos en el collado de Terreta Blanca y desde allí la vista se pasea por la Vall de la Quebrantá  del Coixo. El fondo del valle es principalmente agrícola, mientras que a la derecha del camino destaca vegetación forestal, siendo la especie dominante el pino blanco que ha prosperado sobre antiguas zonas de cultivo de secano.
 
Parada 2. Aljub del Castellet o del Castillo del Real.
En este punto podemos decidir si nos atrevemos a tomar el ascenso al castillo o si, por el contrario, continuaremos el camino hasta la siguiente parada. Si nuestro caso es el segundo, continuaremos por el camino de  la  Canyaeta de Xavielet y pasaremos cerca de un aljibe, una construcción antigua de piedra seca destinada al almacenamiento de agua de lluvia.
 
Parada 3. Canyaeta de Xavielet
Aquí encontramos la vegetación más interesante de todo el recorrido por la dificultad que supone encontrar en la Sierra Calderona manchas relictas de alcornoques.
 
Los alcornocales se distinguen por tener grandes exigencias en cuanto a suelo, requieren unas condiciones de humedad superiores a los 600 l/m2 y además no soportan temperaturas muy bajas. Es por esto que encontrarnos con estas pequeñas manchas de alcornoques, conceden gran valor a nuestro recorrido. La corteza de este árbol proporciona al mismo una gran resistencia contra los incendios, permitiéndole rebrotar de copa y de ese modo acelerar la recuperación de la vegetación después de cualquier incendio.
 
Parada 4. La Font del Frare
Siguiendo las indicaciones de la señalización, regresaremos de nuevo al pueblo de Olocau, pero antes nos detendremos en la Font del Frare. Fuente construida, como lee la inscripción, por el Conde Diego de Fenollet, un ilustre del s.XVIII.
 
En el fondo del barranco próximo encontramos las especies típicas adaptadas a vivir en mejores condiciones de humedad y donde la exuberancia y frescura de la vegetación nos recuerda que estas son mejores condiciones para su desarrollo: mirtos,  lentiscos y zarzamoras están bien representados.