Visor de contenido web

Ruta azul: el Garbí - Descripción

Acceso al punto de inicio de la ruta:
Desde la población de Serra o la población de Torres Torres por la CV-310 llegamos a lo alto del puerto de montaña del Oronet (500 m.s.n.m) desde donde sale un desvío (CV-334) hacia Barraix/ Garbí/ Segart. Sin dejar el camino asfaltado siempre en dirección a El Garbí, llegamos a una pequeña replaza donde se ubica la señal de Parking y la de inicio de ruta.
 
Ruta azul: El Garbí
Dificultad: Sencilla.
Distancia:1,5 Kilometros.
Tiempo estimado: 1 h.
No apta para realizar en bicicleta.
 
Parada 1. El Pla del Garbí.
Saldremos del parking hacia el mirador y en la primera parada observaremos frente a nosotros el Pla del Garbí, una zona extensa donde es evidente la ausencia de estrato arbóreo, consecuencia de un incendio y donde destaca la presencia de la vegetación regenerada tras el mismo. Una vegetación arbustiva, que constituye una etapa evolutiva que mejorara las posibilidades de un potencial bosque futuro.
 
Frente a nosotros La Mola de Segart y al fondo el Golfo de Valencia. Subiremos, en dirección al mirador, por un camino de color rojizo indicativo del  rodeno tan característico de la Sierra.
 
En la zona en la que encontramos cubierta arbórea, predomina el pino rodeno, acompañado de madroños y brezos.
 
Parada 2. Mirador del garbí.
A nuestra izquierda un área recreativa y de descanso, donde además se encuentra la  Ermita de la Santa Creu de moderna construcción que sustituye a otra que se edifico en 1787. La desaparecida ermita tuvo hospedería hasta principios del pasado siglo.
 
Este es un mirador de grandes precipicios (cortados, peñascos) donde pueden apreciarse las características rocas de rodeno que forman un espectacular balcón hacia el Valle del Palancia, el Mar Mediterráneo y lejana la ciudad de Valencia.
 
En días claros podremos observar el gran arco del golfo de Valencia:  desde la Sierra de Irta hasta el cabo de Sant Antoni, a veces incluso las Islas Columbretes en frente de Castellón.
 
Parada 3. Pista forestal.
De regreso al punto de inicio, el itinerario recorre una pista forestal desde la que podemos observar el valle del  Río Palancia y tras él, la Sierra de Espadán en la provincia de Castellón, otro de los Parques Naturales de la Comunidad Valenciana, importante por su extensión y sus características ecológicas.
 
Entre la vegetación próxima a la pista destacan ejemplares magníficos de madroño, lentisco y coscoja que cumplen perfectamente su papel conservador del suelo y detención de la erosión frente a las lluvias.
 
Por esta pista llegaremos de nuevo al punto de inicio.