Visor de contenido web

Orden Geophilomorpha

Los Geofilomorfos, o ciempiés del suelo, constituyen un orden de Miriápodos Quilópodos de coloración críptica, con el cuerpo sumamente estrecho, alargado, y deprimido, y con más de 25 pares de patas.

Se conocen unas 1.250 especies con distribución prácticamente mundial, estando presentes en todos los ecosistemas terrestres, y sólo ausentes en las regiones más frías del planeta. El grupo alcanza su máxima diversidad en las regiones tropicales y subtropicales.

Como el resto de Quilópodos presentan el cuerpo dividido en dos regiones o tagmas:

  • Cabeza. La cabeza presenta un par de antenas, invariablemente compuestas por 14 artejos, normalmente atenuadas, pero también pueden ser robustas. Ojos siempre ausentes. Piezas bucales con un par de mandíbulas, y dos pares de maxilas.
  • Tronco Con todos los segmentos del tronco más o menos iguales, presentan un número que varía entre 27 y 191, cada uno de ellos provisto de un par de apéndices. Los del primer segmento se modifican y se transforman en las forcípulas, actuando como piezas bucales adicionales. El último par de patas es claramente diferente de las otras patas marchadoras, a veces mostrando dimorfismo sexual. Gonopodos femeninos en forma de un par de apéndices robustos, bisegmentados, o en forma de una lámina entera corta. Gonopodos masculinos en forma de un par de apéndices, generalmente bisegmentados, con un pene en medio.

Los Geofilomorfos se reproducen, como los otros Quilópodos, mediante un espermatóforo, que es transferido a la hembra. Los Geofilomorfos, al igual que los Escolopendromorfos, se caracterizan por el cuidado parental. En el caso de los Geofilomorfos La madre incuba los huevos y cuida a las larvas enrollándose de forma que los huevos y larvas o juveniles quedan envueltas.

Se encuentran en todo tipo de suelos poco compactados, bajo piedras y entre materia vegetal, como troncos en descomposición. Son especialistas en perseguir y capturar lombrices de tierra en sus propias galerías subterráneas. Varias especies de Geofilomorfos se han adaptado a la vida semiacuática, hallándose comúnmente en playas y zonas rocosas costeras, y resistiendo la inmersión en agua salada. Algunas especies tienen adaptaciones para la vida troglobia.

Todos los Geofilomorfos son carnívoros, y habitualmente reducen a la presa con veneno, mientras la sujetan con las forcípulas. En general se alimentan de otros artrópodos, o de otros invertebrados. Las especies costeras a menudo se alimentan de Anfípodos, Cirrípedos y bígaros u otros Gasterópodos.

El orden Geophilomorpha está representado, en la Comunitat Valenciana, por las siguientes familias:

  • Familia Orydae